5 reglas no escritas sobre el maridaje

5 reglas no escritas sobre el maridaje

En un campo tan difuso como el del maridaje entre las bebidas y los alimentos, me gustaría colocar como eje central la ausencia de una verdad absoluta, y ante todo que siempre nos decantemos y elijamos lo que creemos que nos va a gustar más. Esa es la mejor sinergia que podemos conseguir. En nuestro caso, siempre intentamos ver las relaciones moleculares entre unos y otros, pero existen una serie de conceptos que muchos expertos y aficionados también siguen para acercarse a esa armonía perfecta. Estableciendo como primera regla que no hay reglas, nos gusta también acercarnos a los siguientes puntos.

Uno que nunca debe faltar es el de las intensidades, donde bebidas ligeras irán con platos ligeros y las comidas pesadas se han de acompañar con vinos untuosos. Si nos vamos a características más concretas, la acidez, amargor o el dulzor de lo que hay en el vaso siempre ha de ser un poco mayor (pero sin pasarte). Todo esto también está relacionado con el segundo punto.

Cuando queramos realizar una cata degustación, ya sea con amigos o en un evento o restaurante, se ha de elegir primero el vino. Es muy difícil que este modifique demasiado la comida, pero la comida si que suele reducir o incrementar algunos rasgos del vino. Un ejemplo de esto es como la carne reduce los taninos de los vinos más astringentes, pero en cambio los frutos secos tienen el efecto contrario.

El siguiente punto es un fallo muy común que tenemos incorporado en nuestro subconsciente, mirando solo el ingrediente principal. El ejemplo más claro es el de encasillar las carnes con los tintos y los pescados con los blancos, cuando la diferencia entre asar, guisar o saltear dan resultados muy distintos. Además no es ni mucho menos lo mismo el romero que el clavo.

Para terminar, algo que suele ser siempre un acierto es el de combinar productos de la misma zona geográfica. Los efectos del suelo y el clima son mayores de lo que podemos imaginarnos en muchas ocasiones. Un fino o una manzanilla con un queso Payoyo, la paella con un vino mediterráneo de la comunidad valenciana o el clásico rioja con unas chuletitas al sarmiento o un guiso a la riojana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .