cata de vinos según envejecimiento

Cata de vinos esentium según envejecimiento y alaya tierra

Nada mejor para comenzar los fines de semana que una cata de vinos con los amigos. Se prepararon tres vinos y intentamos enseñar a diferenciarlos según vista, olfato y gusto; una gran manera para reunirse, aprender y divertirse a la vez. Los vinos elegidos (de derecha a izquierda) fueron Esentium joven, Esentium 14 meses en barrica y Alaya Tierra. Los dos primeros, de bodegas Viña Mambrilla, son de los que nunca faltan en mi bodega; y el tercero, de bodegas Atalaya, no lo había probado nunca.

Empezamos por el Esentium joven, 100% tempranillo, de un color muy intenso y ligero. En nariz tiene una intensidad muy alta a fruta madura, siempre me sorprende. En boca tiene un ataque fuerte, siendo bastante equilibrado y ligero a medida que avanza; con un final donde vuelve la fruta. Ideal servirlo fresco y acompañando muchos tipos de comida, entre las que metería los entrantes sin dudarlo.

A continuación decidimos seguir con la misma bodega, con uno más envejecido para que se entendiesen bien las diferencias. También es 100% tempranillo. La intensidad en el color decrece un poco, con una capa media, y diversos reflejos anaranjados. En nariz también disminuye la intensidad pero a la vez se hace más compleja y duradera. Sigue manteniendo la fruta madura pero aparecen los recuerdos especiados, a clavo. En boca también tenemos un vino equilibrado, más robusto y algo más astringente. Final largo donde predominan los ahumados. Ideal para guisos de carne.

Por último, yo también me introduje en lo desconocido, con el Alaya Tierra, 100% garnacha tintorera y 16º de alcohol, curiosa uva debido a que la pulpa también está coloreada, lo que hace que todo esté más concentrado pero tengan menores rendimientos. Envejece durante 15 meses en barricas nuevas de roble francés y americano. Solo con ver el color oscuro y la densidad del vino ya se aprecia está concentración de compuestos. En nariz también tiene una intensidad media con reflejos de fruta roja y balsámicos. En boca es sorprendente, suave y sedoso al principio, pero manteniendo una buena acidez y un final larguísimo, con muchos recuerdos a regaliz y canela. Me gustó especialmente con la caña de lomo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .