primus essence y tomates rellenos de gulas

Maridaje de primus essence y tomates rellenos de gulas

Primus Essence y tomates rellenos

Después de unas semanas sin publicar, aprovechamos un día festivo en familia para realizar esta experiencia con uno de los recuerdos que nos trajimos de Bodegas El Pujío. Como ya hablamos en la publicación de la visita a la bodega, Primus Essence es fruto del saber hacer; considerándonos unos afortunados de poder catar una de las 800 botellas que salieron al mercado. Decidimos darle un toque veraniego, con la ventaja de que este vino es adaptable a cada plato.

Sobre él, 100% syrah y 10 meses en barrica, intensidad media en el color y bastante cuerpo. En nariz va evolucionando desde las notas terrosas y a lluvia que sorprenden al principio, hasta aromas de regaliz y ahumados a medida que se oxigena el vino. En boca, paso larguísimo pero muy estructurado, con los mismos recuerdos a regaliz que lo hace tan singular; retrogusto también muy duradero dejando cierto amargor típico del cacao. Un auténtico placer para los que nos gusta que nos sorprendan.

Para acompañarlo, nos salimos de lo más común y buscamos algo fresco que pudiese adaptarse al vino. Gran acierto estos tomates rellenos de gulas y aceitunas negras, con una vinagreta de remolacha para acompañar. Plato riquísimo para cualquier celebración y que no se tarda más de una hora en preparar.

Sobre el maridaje, al ser un vino con una marcada intensidad, para acompañarlo de algo ligero ha de ser capaz de sumar y crear algún tipo de sinergia, sino el plato pasaría desapercibido. Por ello ningún vegetal con mayores aromas terrosos que la remolacha, compensando su sabor dulzón en la vinagreta.

Químicamente, la beta-ionona (violeta) es uno de los compuestos que más le aportan a los vinos de syrah, encontrándose también en la remolacha y el tomate sobre todo. Los típicos aromas a pimienta de estos son generados por la rotundona, que se encuentra en las aceitunas negras, al igual que otros tantas moléculas. El gran gurú de esta ciencia, François Chartier, siempre nos recomendará el binomio syrah-aceitunas negras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .